NeuroCare Bienestar y Nutrición

C.A.T.O.| Centro Argentino de Tratamiento de la Obesidad

Sabemos que no es sencillo encontrar un lugar donde sentirse cómodo, por ello ofrecemos un espacio de orientación para que puedas conocernos. Pensado para quienes buscan tratamiento y también para sus familiares. 

 

Nuestro Equipo Médico está especializado en el tratamiento de pacientes con Desórdenes Alimentarios, bregando por un estado físico dentro de los límites saludables que permitan llevar a cabo el tratamiento psicoteraéputico.

obesidad.jpg

¿Qué es la Obesidad?


Es un Trastorno de la Conducta Alimentaria | TCA |, caracterizada por el exceso de grasa corporal que incrementa los riesgos de tener problemas de salud de toda índole.
La Obesidad suele estar relacionada con la ingesta de más calorías que las que se consumen durante actividades físicas o la rutina del día a día.
El síntoma principal es la grasa corporal excesiva, que aumenta el riesgo de padecer problemas de salud graves.
El tratamiento principal implica hacer cambios en el estilo de vida, por ejemplo, seguir una dieta más saludable y hacer ejercicio y de no poder con esto, iniciar un tratamiento médico que suplemente dicho objetivo.

 

El exceso de peso, no es solo un número en la balanza por encima de los parámetros que la Medicina nos indica como normal. Refleja que atravesamos ese límite que conjuga el placer de comer y una alimentación saludable; por eso se acompaña de un importante malestar.


Regresar al territorio en el que el comer vuelve a ser una actividad placentera, de disfrute compartido, ocasión para un rico intercambio de experiencias y afectos, y medio para alcanzar un estado nutricional saludable, es una tarea ardua que se aliviana al compartirla con otros.

Tipos de Indicadores de presencia de Trastorno Alimentario: 
Las señales de alarma son aquellos comportamientos que pueden estar relacionados con la posible existencia de un TCA, no se tratan de criterios diagnósticos y, por tanto, no confirman la enfermedad. Para diagnosticarla es indispensable que la persona que parece estar sufriéndola sea evaluada por profesionales idóneos.

Puntos a Tener en Cuenta en TCA

  • Utilización injustificada de dietas restrictivas

  • Preocupación constante por la comida

  • Pérdida de peso injustificada

  • Evitar comer con otros

¿Que tipo de trastornos de Conducta Alimentaria Existen?

Anorexia Nerviosa

Restricción en la ingesta de alimentos, Pérdida de peso en un lapso breve de tiempo. Rechazo voluntario del alimento, Ingesta de trozos pequeños, Aumento de actividad física, Conductas purgativas, Uso compulsivo de la balanza, Disconformidad y Distorsión de la imagen corporal, Persistente deseo de perder peso. Consecuencias clínicas graves.

Bulimarexia

Trastorno de la Conducta Alimentaria en el cual alterna la sintomatología Bulímica con la Anoréxica, debido a que la etapa anoréxica se presenta como compensatoria de la etapa bulímica.
En cada una se presentan los síntomas típicos de la Bulimia y la Anorexia.
La Bulimarexia produce máximo deterioro orgánico.

Trastorno

por atracón

Se caracteriza por la experimentación de episodios de ingesta descontrolada y compulsiva de grandes cantidades de alimento en un corto periodo de tiempo (atracones). El sujeto intenta llenar un vacío a través de la ingesta de comida.
No se presentan conductas purgativas o compensatorias posteriores al episodio (que son características de la bulimia nerviosa). El trastorno por atracón puede ocasionar fluctuaciones en el peso, sobrepeso u obesidad.

Trastorno por evitación o restricción de la ingesta de alimentos

Patología alimentaria de inicio habitual en la primera infancia, se caracteriza por conducta de evitación de ciertos alimentos a partir de características sensoriales: el color, la textura, el aroma o sabor de la comida. Las personas pueden rechazar el alimento por diversos motivos: sentimiento de asco, miedo a atragantarse o vomitar, desinterés por el alimento. No se experimenta distorsión de la imagen corporal ni temor a subir de peso. Como resultado, quien lo padece no alcanza el requerimiento nutricional acorde a su edad.

Distorsión de la

imagen corporal

Este padecimiento se relaciona con la auto-percepción negativa que la persona tiene de su imagen corporal. Generalmente, la persona pondera como problemáticos aspectos físicos que cataloga como defectos que desea modificar y que en ocasiones se encuentran ausentes o son imperceptible para otros.
La distorsión de la imagen corporal es un síntoma importante en muchos de los trastornos de la conducta alimentaria y fuente de angustia para quien la padece.

Bulimia Nerviosa

Presencia de atracones seguidos de conductas compensatorias.
Vómitos autoinducidos, uso de laxantes, uso de diuréticos.
Exceso de ejercicio físico.
Experimentación de sentimiento de culpa, Temor a engordar y deseo impulsivo de perder peso, Ideas obsesivas con la comida, Sensación persistente de hambre, Sensación de vacío, Oscilaciones en el peso.

 

Ortorexia

Es un tipo de presentación de la Anorexia Nerviosa.
Se caracteriza por marcada selectividad de alimentos a partir de preocupación excesiva por la composición nutricional de los mismos.
Si bien los criterios de selección alimentaria son en apariencia saludables, la persona excluye de sus hábitos grupos de alimentos como los Hidratos de Carbono, necesarios para un estado nutricional adecuado.

Vigorexia

Actividad física en exceso, con el fin de lograr desarrollo muscular a partir de preocupación excesiva y distorsión de su imagen corporal. Las modificaciones realizadas en la conducta alimentaria se llevan a cabo con la finalidad de obtener el desarrollo muscular buscado.
Se presenta más frecuentemente en hombres.
Suelen realizar dietas bajas en grasas y ricas en carbohidratos y proteínas para aumentar la masa muscular.
Se suele presentar con consumo de sustancias como hormonas y anabólicos.

Trastornos de alimentación de la infancia y la niñez

Trastorno de la conducta alimentaria de inicio en la infancia que se caracteriza por establecimiento de vinculo problemático con el alimento que da lugar a exceso o déficit de peso o índice de masa muscular, malnutrición, estreñimiento, cólicos o retrasos del desarrollo infantil. Encuentra sus causas en factores psíquicos relacionados con las características del niño, los padres y el ambiente que los rodea.

Otros trastornos no especificados

Este tipo de trastorno de la conducta alimentaria implica dificultad para sostener hábitos alimentarios saludables, episodios de picoteo entre comidas, inadecuada selección de tipos de alimentos y porciones abundantes que dan lugar a malestar clínico significativo.
Estos síntomas presentan su causa en factores emocionales y psíquicos, motivo por el cual se observa dificultad para realizar seguimiento nutricional sin acompañamiento psicológico, requiriendo de un abordaje interdisciplinario.

¿Son tratables?

la respuesta es: SI

El tiempo de evolución de los trastornos como la bulimia o la anorexia entre otros, es uno de los factores más importantes a la hora de pensar en el pronóstico. Las estadísticas revelan que cuanto más temprana sea la detección del trastorno, mejor es la respuesta al tratamiento.
No obstante, existen tres factores fundamentales considerar con respecto al pronóstico:

  • El deseo genuino de curación por parte del paciente

  • El tratamiento debe ser multidisciplinario, abarcando tanto los aspectos físico como psíquico, apuntando a descubrir las causas que lo originaron y reeducar conductas alimentarias.

  • El compromiso con el tratamiento tanto por parte del paciente como de su entorno familiar.

Dadas estas tres condiciones, las posibilidades de curación son elevadas.
Todos los estudios clínicos indican que el enfoque INTERDISCIPLINARIO ofrece las mejores expectativas de recuperación. Siendo muy importante su inicio temprano.
Un abordaje multidisciplinario incluye Psicoterapia Inidvidual y Familiar; Clínica Médica, Nutrición, Psiquiatría, Terapia Grupal y Talleres.

¿Como te podemos Ayudar en nuestro centro C.A.T.O.?

C.A.T.O.| Centro Argentino de Tratamiento de la Obesidad

admision.medica.jpg

Entrevista de Orientación
Se trata de una entrevista donde podes contarnos lo que te sucede, tus dudas y preocupaciones; y nosotros tenemos la oportunidad de conocerte y realizar una primera evaluación y propuesta sobre cuál sería el dispositivo terapéutico más apropiado para encarar un tratamiento.
 

Admisión Médico-Psicológica

Consiste en una serie acotada de entrevistas a cargo de un médico y un psicoterapeuta donde se evalúa al paciente, con el objetivo de construir un diagnostico que permita elaborar un esquema inicial del tratamiento.
¿Qué implica elaborar el diagnóstico?

  • Definir el tipo de desorden alimentario y verificar si existen otras patologías asociadas

  • Conocer la estructura de personalidad y evaluar el estado clínico general y nutricional

  • Elaborar un diagnóstico vincular, de acuerdo al entorno significativo de quien consulta.

Psicoterapia Individual si fuera necesario
Los Trastornos Alimentarios son alteraciones del comportamiento al mismo tiempo que manifestaciones de un padecimiento que compromete los niveles más profundos del psiquismo.
La perturbación del comer (restricción o compulsión) o la distorsión de la imagen corporal expresan una afectación de la estructura subjetiva.


La psicoterapia individual es un espacio destinado a escuchar al paciente. A partir allí es posible abordar tanto los comportamientos alterados como sus causas. Por ello en el trabajo psicoterapéutico es erróneo e inconveniente abordar la conducta excluyendo sus causas psicológicas y viceversa. Si se pretende abarcar la complejidad de estas patologías se impone un doble trabajo terapéutico: intervenciones en el plano conductual al mismo tiempo que un trabajo de desciframiento del síntoma.

psicoterapia.individual.png
psiquiatria.farmacos.jpg

Seguimiento Departamento Psiquiatría
Para algunos pacientes el recurso psicofarmacológico resulta beneficioso. 
Los psicofármacos encuentran su indicación primordialmente: como reguladores de los circuitos neurobiológicos involucrados en el comportamiento alimentario o cuando la sintomatología, específica o comórbida, supera niveles tolerables para el paciente o provoca un obstáculo para el desarrollo del proceso psicoterapéutico.


Seguimiento Departamento Medico
En virtud de las diversas repercusiones orgánicas de este tipo de trastornos, pensamos que es imprescindible contar con un espacio donde poder evaluar y realizar un seguimiento del estado físico del paciente.
Restricción, atracón y purgas involucran distintas áreas del organismo.

Seguimiento Departamento de Nutrición

y evolución del Tratamiento


Consiste en un espacio de evaluación clínica orientada al estado nutricional, de educación alimentaria y promoción de nuevos hábitos vinculados a la alimentación y el cuidado del cuerpo. 


El propósito de normalizar el patrón alimentario nos enfrenta con el desafío de no forzar la conducta alimentaria más allá de las posibilidades del paciente y dentro de los límites que prescribe el cuidado de la vida.

nutricion.jpg
receta.magistral.jpg

Asignación de receta magistral según necesidad del paciente

La Fórmula Magistral es un medicamento hecho a la medida del paciente, en el que se ajustan las características del fármaco a las necesidades terapéuticas de una persona en concreto. Debe ser solicitado bajo receta y es producido por un farmacéutico.
Desde comienzos del siglo XXI se ha desarrollado la terapéutica personalizada, en la cual la realización de fórmulas magistrales es el principal exponente en Atención Farmacéutica y, con frecuencia, el único tratamiento al que pueden acceder pacientes con problemas de salud calificados como raros o cuyo tratamiento ha sido abandonado por la industria farmacéutica por falta de rentabilidad. La preparación del medicamento por el farmacéutico evita la marginación terapéutica.

La formulación magistral es una actividad altamente técnica, con una enorme importancia en el campo de la farmacoterapia, y de una gran trascendencia en el campo de la clínica; sobre todo para la resolución de problemas individuales. Se trata de una práctica a la vez tradicional, por su historia ligada al origen de la farmacia, y moderna, por la extensión de su aplicación en los últimos tiempos. Su difusión no ha generado ningún conflicto, salvo la capacidad técnica para desarrollar productos con la calidad exigida, y ha ofrecido importantes soluciones en el campo de la pediatría, dermatología, oftalmología y geriatría, obesidad y otras.
Cabe aclarar que las recetas magistrales que manejamos no poseen, ni anfetaminas ni efecto rebote.